sábado 6 de Abril | DIA 15

hermanos

JOYA BÍBLICA

“Para ilustrar mejor esa enseñanza, Jesús les contó la siguiente historia: Un hombre tenía dos hijos. El hijo menor le dijo al padre: Quiero la parte de mi herencia ahora, antes de que mueras. Entonces el padre accedió a dividir sus bienes entre sus dos hijos. Pocos días después, el hijo menor empacó sus pertenencias y se mudó a una tierra distante, donde derrochó todo su dinero en una vida desenfrenada.”

(Lucas 15: 11-13).

OBEDECER

Basado en la parábola del hijo pródigo, veamos tres cosas que el hijo mayor no hizo.

1. Él no detuvo a su hermano cuando se fue.
En ningún momento de la historia lees que el hermano mayor ora, intercede o habla algo bueno de su hermano menor. Nunca lo llamo “su hermano”. Le dijo otros nombres, e inclusive “tu hijo”, pero nunca lo llamó “mi hermano”. En lugar de actuar con aquel que deja “la casa” sin interés para lograr que se vaya, debemos de hacer hasta lo imposible (la parte que hace Dios) para que nuestro hermano se quede para siempre..

2. Nunca lo buscó cuando se fue.
Es interesante notar que el hermano mayor fue específico cuando habló del estilo de vida que llevaba el hermano menor. Esto nos deja con una sola pregunta: ¿Cómo lo sabía? ¡Qué fácil es juzgar desde lejos en vez ir a rescatar al perdido! Recordemos que a Dios le importan los perdidos y que sería muy difícil recibir a los que apuntas con el dedo.

3. Él no sintió alegría cuando volvió.
He aquí el punto más importante. La Biblia dice que el mayor y más “santo” de los dos hermanos “se acercó” a la casa. ¡Qué terminología tan interesante! No se dio cuenta de que en realidad él también estaba lejos de la casa. Él también necesitaba la gracia. Él tenía la necesidad de entender que no se trataba de ser “tan malo”, sino ser suficientemente malo para necesitar la gracia.

“Aquellos que han errado necesitan comprensión, ayuda y necesitan simpatía. Frecuentemente estos están abatidos y desanimados. Sobre todo lo anterior, necesitan perdón gratuito.
(Los Testimonios p.128, versión original del inglés)

SABER COMPARTIRLO

  1. Recolecta ropa para dar al necesitado.
    2. Ten una conversación con una persona sin hogar.
    3. Regálale un libro inspirador a una persona que esté pasando por un momento difícil.

MI ORACIÓN PARA EL DÍA DE HOY:

Dios, ayúdame a luchar por el que ha errado, buscarlo y regocijarme con él. Amén.

Después de darle ánimo a mi hermano en la fe, pienso que… ___________________________________________________________

Jesús Te Puede Ayudar

No espere mas...

Pedidos de Oración

9 + 5 =

¿Quieres recibir más mensajes como este?

¿Quieres recibir más mensajes como este?

Suscríbete a nuestra lista de entrega de mensajes para el crecimiento Espitritual.

Bendiciones! Pronto le estaremos enviamndo mensajes de crecimiento espiriyual.

Share This